Pincha reproductor para escuchar el último programa de radio sobre pesca deportiva dialdepesca.com

sábado, 29 de mayo de 2010

Reportaje sobre el barco Chasula Pescamar 87 junio 2010

Chárter de pesca hay de muchos tipos, la mayoría en yates modernos o pequeñas lanchas rápidas. En Galicia es posible salir en un antiguo barco de pesca de madera construido en 1958 y 14 metros de eslora. Su cubierta ha sido rehabilitada a la perfección y con mimo para el disfrute tanto de pescadores deportivos como recorridos turísticos y etnográficos por el bello litoral de la ría de Arousa y sus islas.



El reportaje se complementa con la opinión de asiduos del Chasula, como J.M. Rey, Luis Peláez, Rafael de la Iglesia, Suso Bolaño, Suso Bahamonde y "Seijas"



Isidro Mariño, patrón del barco, es el protagonista del reportaje junto a la madera de su querido Chasula y por supuesto los integrantes de las expediciones


Otro destacado protagonista es el patrón de pesca José mostrando una gran faneca

José Luis Lago junto a Isidro Mariño patrón del barco

Fotografía de la salida de Nostálgicos Carretes Sagarra realizada en verano de 2007



Os mostramos un fragamento de este reportaje




Tentando desde un antiguo barco de pesca


Chárter de pesca hay de muchos tipos, la mayoría en yates modernos o pequeñas lanchas rápidas. En Galicia es posible salir en un antiguo barco de pesca de madera construido en 1958 y 14 metros de eslora. Su cubierta ha sido rehabilitada a la perfección y con mimo para el disfrute tanto de pescadores deportivos como recorridos turísticos y etnográficos por el bello litoral de la ría de Arousa y sus islas.



Texto: José Luis Lago García

Fotografías: Autor y archivo “Chasula”



El antiguo barco de pesca conocido como “Chasula” con base en el puerto de Cambados (Pontevedra) ofrece desde hace unos 3 años jornadas de pesca en su entrañable cascarón. Se abre la posibilidad que 12 pescadores deportivos disfruten de su pasión a bordo de esta embarcación que irradia el encanto marinero de su madera y barniz.

Una nave cuya alma se impregnó durante décadas con grandes gestas e historias del mar, sufridas por duros pescadores profesionales que desde su botadura en 1958 desafiaron temporales y el azote del mar que en ocasiones muestra el mar gallego. Esta embarcación fue diseñada y preparada para realizar pesca del cerco con redes para capturar cientos de kilos de sardina y chicharros.

En el pueblo marinero de Malpica (A Coruña) donde antaño tenía su atraque este barco en aquellos tiempos denominado “Nuevo Jorge” siempre fue considerado muy pescantín. Su silueta en el horizonte llegando a puerto era admirada entre los pescadores profesionales por traer casi siempre la bodega llena de cajas de pescado. Aún queda el misterio si esas rachas gloriosas eran gracias a su buen diseño marinero, o la pericia de su afamado patrón.

Su mayor logro fue en 1977. En una única jornada cogió tantas lubinas que cada marinero cobró entonces 3.000 euros de la época. Una cantidad que siendo aún respetable hoy en día, en aquel tiempo prácticamente se podía comprar un piso con ese botín de un solo día. En 1985 fue reconvertido para barco auxiliar de bateas o criaderos de mejillones.

Pero como de viejas hazañas no se puede vivir toda la vida, ya cansado y desconchado de pintura este barco estuvo a punto de ser desguazado para siempre hasta que Isidro Mariño, su actual patrón, pensó en rescatarlo para usos turísticos y aula activa del mar. Una tarea larga, costosa y laboriosa que Isidro realizó en el taller durante dos años y medio gracias a sus conocimientos de carpintería y experiencia en astilleros. El vetusto barco fue rejuvenecido, renovado y modernizado, eso sí, manteniendo siempre su silueta clásica de barco tradicional.

Así, el desgastado Nuevo Jorge” pasó de estar condenado a su desaparición, como tantas reliquias de su época, a reflotarse esplendoroso en las rías gallegas. Isidro rebautizó en 2006 a este buque con el nombre de “Chasula” en honor a un ancestral montaje de pesca típico de Galicia cuyo nombre también estaba abocado a desaparecer por no utilizarse desde hace lustros. ¡Se puede pedir más a este barco para salir a pescar con él!


Si zarpar en el Chasula es una gozada, todo un lujo en cuanto a la esencia marinera que irradia, también es muy importante y complementaria la peculiar personalidad de Isidro Mariño para pasar inolvidables jornadas de pesca. Este afable patrón es una persona de sello abierto y naturaleza infatigable: dispuesto a ayudar en lo que sea, pues no para quieto en el barco aconsejando, ayudando, preparando la comida, y enseñando al que no sabe. Con sandalias y camisa en pleno invierno galaico, revoletea sin descanso en la cubierta de su barco, por lo que Isidro es una persona que revaloriza su servicio. El Chasula sin Isidro, o Isidro sin el Chasula, no sería lo mismo. También aquí radica el éxito y las ganas de repetir de sus asiduos: la amistad, carisma y disposición del buen patrón.




Es muy gratificante pescar en un pesquero clásico de 1958 cuya alma se madera se impregnó con grandes gestas e historias del mar sufridas por duros pescadores

Los pescadores deportivos disfrutan a bordo de este museo de la pesca flotante para capturar en la ría de Arousa y proximidades de las islas de Ons o Sálvora


El recorrido hasta los pesqueros incluye indirectamente una pequeña ruta por el mar de Arousa viendo de cerca las bateas y saborear sus bellos parajes marineros


Los anzuelos se cargan de coreanas y camarones en busca de sargos, pintos, maragotas, jureles, fanecas, besugos, caballas, doncellas, dentones, cabrachos, ballestas, pargos, julias, abadejo, brótolas…


Pescar en un barco de 14 metros es una auténtica gozada, se puede andar por él, dispone de servicio, cocina, camarote interior con sofás y holgura de sobra donde dejar bolsas, cajas y aparejos entre su casco de madera y barniz


Este litoral gallego es fértil en pesca pero no de especies de gran tonelaje ya que en el mejor de los casos se izan pintos o maragotas de 3 kilogramos


Lo que valoran más los asiduos a este barco es su comodidad, el placer de pescar en un pesquero antiguo y el ambiente de amistad y garantía habitual de capturas



(REPORTAJE COMPLETO EN LA REVISTA PESCAMAR)

No hay comentarios:

Publicar un comentario