Pincha reproductor para escuchar el último programa de radio sobre pesca deportiva dialdepesca.com

sábado, 11 de diciembre de 2010

Turismo marinero en Lira (A Coruña) Galicia. Pescamar nº44 noviembre 2006



Experiencia similar a la de Lira en la Costa Brava (Port de la Selva) podéis pinchar este enlace proporcionado por Neus.
www.pescaturismocapdecreus.com







Mi primer artículo en revistas de pesca fue en Pescamar en noviembre de 2006 en el número 44 , sobre la experiencia de contemplar la tarea en un barco pesquero profesional, actividad fomentada por la Cofradía de pescadores de Lira (A Coruña). Para mí fue muy ilusionante publicar por primera vez un reportaje en una revista profesional de pesca.


Aquí contemplando los bellos parajes a través de la senda marítima de esta singular experincia.


Enrolados en un pesquero profesional

Una cofradía gallega ofrece la posibilidad de navegar en un barco de pesca y compartir con los pescadores el proceso de captura con red o nasas. Se abre una oferta turística específica e inédita, debido a la severa legislación marítima, que supone una oportunidad única de contemplar, como si de un documental de pesca en directo se tratase, el duro trabajo profesional del mar.

Texto y fotografías: José Luis Lago García

Seguro que cuando esperas con tu caña entre las rocas o en el dique ves pasar barcas de pesca que entran y salen del puerto. Posiblemente, más de un día te has quedado con las ganas de preguntarle al patrón si podrías montar en su barco para observar cómo pescan. Esta propuesta, que parece tan sencilla, no es posible, ya que las rígidas normas marítimo-profesionales impiden el espontáneo enrole debido a los complicados protocolos aplicados en conceptos como seguros, elementos de seguridad, adaptación del barco…cuyo incumplimiento haría que, ante cualquier percance, los patrones respondiesen judicialmente, lo que de facto impide la presencia de foráneos.
Experiencia pionera en España
Debido a la demanda de visitantes y turistas, la cofradía de Lira, perteneciente a un pequeño pueblo de A Coruña, se propuso emprender una experiencia inédita en nuestro país: embarcar a turistas, previa reserva, para formar parte de la tripulación por un día, y navegar mar adentro hasta las redes y las nasas, compartiendo la jornada con los marineros para observar su trabajo. El éxito y prestigio de la iniciativa es tal que otras cofradías gallegas estudian este formato para implantar en sus barcos pesqueros.
En cualquier caso, la oferta de Lira, enmarcada con el singular título de “turismo marinero” no se plantea como una iniciativa turística específica y diseñada para los visitantes; más bien al contrario, las salidas profesionales al mar se aprovechan para enrolar a excursionistas. De este modo los partícipes en el viaje son testigos en la misma barca de madera de todo el proceso de captura con redes, lo que hace que el trayecto marítimo pueda durar hasta ocho horas, una jornada laboral completa de pesca de bajura.
Nadie te podrá dar unos consejos más sabios y unas clases de marinería más propias de los lobos de mar que estos auténticos marineros gallegos, curtidos en las aguas bravas del Atlántico.


El rumbo se convierte en una clase didáctica sobre la pesca, un aula etnográfica de la mar impartida por los protagonistas diarios de este antiguo oficio, tan bello como duro, en cuyo embarque los turistas únicamente son testigos. No pueden tocar ninguna red, ni hacer ninguna labor marinera, su papel se limita al de simple observador.
Hay varios barcos que participan en la iniciativa, según la demanda diaria y número de visitantes, lo que permite observar diferentes lances, ya que algunos de ellos tienen licencia para nasas, mientras que otros para redes. A nosotros nos toca el barco de bajura Pedras de area, de casi once metros de eslora y cuyas dimensiones de sus redes lo clasifican en la categoría de artes menores.


A primera hora del alba

Se nos cita a primera hora, antes del amanecer. El punto de encuentro es el bar Pedra Pas del puerto del pueblo de Lira. En la barra de esta pintoresca taberna, decorada al estilo marinero auténtico, varios pescadores toman el café para calentarse antes de ir al mar, mientras discuten y conversan con pasión -en un gallego muy autóctono- sobre los problemas cotidianos de su trabajo.
Andrés Domínguez, el patrón del Pedras de area, nos proporciona en el mismo bar un equipo de agua de nuestra talla -acordada en nuestra reserva telefónica- consistente en pantalón, chubasquero y botas de goma.





Nos dirigimos al puerto, aún de noche, para emprender nuestro viaje, mientras coincidimos en la rampa con unos percebeiros que con sus trajes de neopreno y una piqueta se embarcan en su planeadora hacia las piedras ubicadas en medio del mar. Entre peñones marinos lucharán contra furiosas olas para arrancar este valioso marisco en los rincones más inaccesibles.



Nuestra tripulación la compone el patrón, y tres marineros, lo que da una idea de los gastos que genera el mundo de la pesca profesional, incluso en un barco más bien pequeño. Además de la marinería, se permite un máximo de cuatro turistas.
Durante las casi ocho horas de travesía, visitaremos casi una docena de redes distintas ubicadas en distintos sitios. La primera zona a recorrer está relativamente próxima a la costa. Delante de nosotros el inmenso arenal de la playa de Carnota, se dice con justicia que uno de los más bellos y extensos de Galicia. Un lugar ideal para introducir la caña y artificial en busca de lubinas, que frecuentan el lugar conocido en Carnota como “Boca do río”, situado entre un arenal costero cautivador.

Experiencias nuevas de pesca y turismo
Casualmente, no voy con ningún turista en este día, sino con Houssine Nibani, un afable profesor marroquí de biología, perteneciente a una ONG, que tiene comprometida una subvención de Naciones Unidas para implantar en su país un formato similar al de Mar de Lira. Este observador árabe acaba de arribar de Cabo de Gata para evaluar otra ruta de barco, un pesquero reconvertido en servicio de pasajeros. Su análisis es internacional, llega hasta otros países como Italia para considerar este tipo de iniciativas. Del paso por varias de estas experiencias me comenta -con envidia sana- lo interesante y específico de esta oferta gallega.
Como curiosidad describe las características de los italianos, cuyo planteamiento híbrido parece interesante: es un programa únicamente turístico en el que los participantes suben e izan la red y, con todo el pescado capturado, se prepara en un restaurante acordado la comida del día. Una idea que lanzo en estas líneas por si alguien de nuestro país le parece adecuada para aplicar en alguno de nuestros puertos.

INFORMACIÓN
www.mardelira.net
Teléfonos: 981761252 y 636294796

Experiencia italiana comentada en el artículo:
www.pescaturismo.org




REPORTAJE ENTERO EN LA REVISTA


• La experiencia abre al público la dureza del trabajo del mar desde la borda, viviendo durante casi siete horas la dificultad de levantar y devolver las redes a los fondos
• La travesía permite a los amantes de la pesca con caña viajar en un barco pesquero y preguntar directamente a un patrón cualquier duda sobre el trabajo de mar, así como la conducta de los peces
• La insólita imagen de volver a tirar las hermosas y grandes centollas al mar por estar en veda, sensibilizan de la necesidad de proteger nuestro pescado de hoy, para que en el futuro tengamos picadas en nuestros anzuelos
• El patrón nos advierte con su barómetro particular de su faena diaria los cambios que se producen en la pesca con el cambio climático que ya percibe: especies nunca vistas antes por esta aguas y menores capturas
• El día no fue muy fructífero por la escasa mar de fondo de esa semana, el patrón nos comenta que la pesca profesional es como la lotería, hay días escasos y otros con doscientos kilogramos de sargos... unos días compensan a otros






4 comentarios:

  1. Hola!! He visto tu aarticulo y te escribo porque en el Cap de Creus, al este de España, estan haciendo algo parecido, pero con barca artesanal de pesca. Lo hice no hace mucho y es precioso, vimos la salida del sol, lo que iba saliendo del mar.... por si te interesa puedes ver www.pescaturismocapdecreus.com Hasta pronto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Neus, aquí queda el dato para los que quieran probar y he puesto un enlace a principio de la noticia.
      A ver si hay suerte y como todos los años voy a Cataluña de vacaciones a ver a la familia igual me acerco.
      Un saludo y muchas gracias

      Eliminar
  2. El sector pesquero abre sus puertas. En plena Costa del Sol, llevamos un par de años trabajando en esta inociativa turística

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mucha suerte y me satisfacción de ir recopilando más iniciativas.
      Falta poner el enlace para los que os queráis informar.
      http://www.turismomarinero.com/
      Un saludo y buen viaje a todos los que se animen

      Eliminar