Pincha reproductor para escuchar el último programa de radio sobre pesca deportiva dialdepesca.com

sábado, 29 de enero de 2011

Pesca de la vieja en Canarias con puntero de cuerno de cabra PESCAMAR 94 enero 2011

La “vieja canaria” contra el cuerno de cabra

Muchos pescadores canarios, sobre todo de las islas de Fuerteventura y Lanzarote, mantienen la tradición de utilizar como puntero en su caña de bambú o fibra un cuerno de cabra limado y pulido. Con este accesorio obtienen más fortaleza en la captura de la vieja, el pescado más deseado de nuestras islas afortunadas. Conocemos esta antigua técnica tan curiosa como efectiva, así como al pez a la que va destinada.

Autor: José Luis Lago

Fotografías: Autor / José Docampo “Sar-dina”





Mientras muchos pescadores están pendientes de adquirir las últimas novedades del mercado de material de pesca, otros se aferran a tradiciones centenarias para asegurar sus capturas ya que su experiencia transmitida de abuelos a nietos así se lo demuestra. En el caso del pez vieja, muy abundante en Canarias, se sigue utilizando en islas como Fuerteventura o Lanzarote un puntero fabricado a base del cuerno natural del macho cabrío pulido ya que su consistencia permite dar el fuerte tirón necesario para atrapar a esta escurridiza especie.


Una tradición o costumbre que por su eficacia sigue perdurando incluso entre los pescadores jóvenes. No obstante, los tiempos también cambian por lo que la tradicional y pesada caña de bambú con la que se levantaban esta especie ha sido prácticamente sustituida por la moderna y ligera fibra, aunque la punta de cabra sí que perdura en el extremo de la caña en muchos pescadores.


La fabricación artesanal de este curioso puntero la mantienen los veteranos aficionados y para los foráneos es complicado adquirir uno de ellos, ya que no se venden en tiendas de pesca. Normalmente se proporcionan entre amigos o conocidos en círculos cerrados de pescadores locales. Hablamos de un trabajo muy laborioso cuyo coste de una pieza o unidad sería difícilmente valorada, ya que preparar o limar adecuadamente un único puntero de cuerno puede llevar hasta un día entero de trabajo. Además de tener que conseguir el pitón del macho cabrío-más adecuado por su curvatura y consistencia frente a la hembra- el cuerno, como mostramos fotográficamente hay que cortarlo, lijarlo y moldearlo con destreza para conseguir el ángulo y forma más adecuada. En Fuerteventura las cabras abundan ya que su carne, leche y queso forman parte de la tradicional dieta isleña.


Para asesorarnos en esta técnica en este artículo nos aportan datos Juan Antonio Alonso y Javier Ruiz, pescadores deportivos de Fuerteventura experimentados en la captura de la vieja (FOTOS SUPERIORES). Mientras que desde Las Palmas Óscar Jiménez, artesano del cuerno de cabra, y su amigo José Docampo “Sar-dina” nos mostrarán cómo se prepara este tradicional puntero.(FOTO INFERIOR)



El cuerno mágico

Una vez fijado fuertemente el moldeado cuerno en la caña la técnica de pesca consiste en una larga caña de entre cinco a seis metros que se maneja a “pulso”, o sea sin utilizar carrete. En la punta se ata firmemente una gruesa línea de la misma longitud que la vara, sobre unos 5 metros, en cuyo final se pone un gran anzuelo con cangrejo cocido – cebo y manjar para la vieja- con un ligero plomo para hundir el anzuelo.


Los antiguos lugareños utilizaban el bambú con el cuerno de cabra entre otros factores, como nos comenta Javier porque: “La madera del bambú es muy buena para aguantar el fuerte viento que a veces sopla por aquí, y también para soportar la fuerza que una buena vieja ejerce tras la picada, ya que más de una vez una pieza grande rompe una caña”. Añade: “Es un pescado grande que trabaja en muy poco agua, por lo que tira muy, pero que muy fuerte”.



La izada de la pieza se realiza a pocos metros del pescador, por lo que la rapidez, destreza, y poderío de la muñeca se convierten en imprescindibles. El tirón de este pez es tan grande que Juan comenta cómo: “A mí me han tirado al agua más de una vez, estás despistado, o encima de una roca en equilibrio, y con su fuerza me desestabilizaron y di con mis huesos en el agua”. Un factor a tener en cuenta para no herirse al golpearse con las numerosas rocas y afiladas rocas volcánicas que se esconden bajo el litoral canario.

En días con cierta turbulencia del agua, la escasa distancia conseguida con este sistema de cuerno de cabra -sobre unos 10 metros entre la longitud de la caña y la suma de la línea- se convierten en insuficientes, ya que sin aguas cristalinas la vieja no se acerca con tanta alegría al litoral.


Aunque tampoco las aguas muy limpias son garantía de un día con éxito: “Con excesiva claridad del agua la vieja, que es muy lista, te ve y huye. Por esto la tradición de las largas cañas para aislar la figura del pecador de los reflejos del agua”. Explica Juan, que desde barca ha visto desde una pequeña cristalera acuática llamada espejo cómo reaccionan las viejas mirando con recelo al ser humano. Algunos pescadores incluso pintan de azul las cañas de bambú con la intención que la misma tonalidad disimule su silueta con el color del agua del mar.

SIGUE EL RESTO DEL REPORTAJE EN LA REVISTA




Algunos pescadores canarios utilizan como puntero un cuerno de cabra que es altamente eficaz para aguantar el brutal tirón del pez vieja


La fabricación artesanal de este curioso puntero la mantienen los veteranos aficionados y es complicado adquirirlo ya que no se venden en tiendas de pesca


La técnica de pesca consiste en una larga caña de entre cinco a seis metros que se maneja a “pulso” con una vara de unos 5 metros con un gran anzuelo y cangrejo
Aunque el pez vieja no suele pasar de los dos kilogramos su vigor es tan grande que puede tirar al pescador al agua cuando está en equilibrio entre las rocas


El cuerno de cabra se puede alternar con la boya según necesidades como el lance o claridad del agua

Los autóctonos canarios practican esta pesca por su mayor eficacia en capturas y uso de equipos baratos además de la sabrosa carne de la vieja
La pesca de la vieja está reservada prácticamente a los lugareños pues los turistas de paso no tienen ni tiempo ni materiales para practicarla


Esta especie de “pez loro” busca la rocas y sus mariscos, invertebrados, algas y crustáceos por lo que sus pesqueros son zonas pedregosas de orilla con grietas, frecuentes en el litoral canario por su carácter volcánico.


Reportaje publicado en la revista Pescamar nº 94 de enero 2011 PINCHA AQUÍ

3 comentarios:

  1. creo q la vieja como pescado es riquisimo y la verdad q su pesca esta increiblemente brutal.desde pequeño he visto la pesca de la vieja y siempre me ha llamado la atencion este pescado saludos desde tenerife.

    ResponderEliminar
  2. Hola, si están interesados en adquirir el cuerno para las pesca de viejas, tengo a mi disposición unos cuantos hechos de teflon los vendemos en nuestra tienda ^_^ si quieren alguna información mandenme un email al correo ferreteriacaracas.sl@gmail.com y les daré toda la información que gusten.

    Saludos y que disfruten de su día de pesca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hola buenas estaba interesado en tener uno de teflo

      Eliminar